miércoles, 5 de marzo de 2014

El "Salvador", el Mesías o el "Hijo del Hombre" o "Cuerpo de Luz" o "Embrión Sagrado" de la Inmortalidad Taoista

La figura ilustra el concepto de "embrión" de la inmortalidad que los taoistas buscan desarrollar gracias a acumulat energías,  luego concentrarlas en una parte del cuerpo mediante la meditación. 

Al cuerpo de luz se le conoce en la tradición taoista como el embrión sagrado o embrión del Tao. Este cuerpo de luz se forma como resultado de la fusión del ching y el chi en el espacio de la fuerza,
por intervención consciente del shen. Posteriormente el cuerpo de luz debe conducirse hacia arriba y afuera de la cabeza. Esto se conoce como el nacimiento del fruto bendito o del soberano celestial, o el nacimiento del cuerpo de luz.

El taoísmo religioso explica en cuatro formulas de meditación, el proceso que debe llevarse a cabo para lograr la creación del cuerpo de luz:

  1. La primera fórmula (circulación de la luz) busca ascender la fuerza vital ching, localizada en la base de la columna vertebral, para circularla y mezclarla con la energía chi que se encuentra repartida por el cuerpo y principalmente localizada en el espacio de la fuerza o tan-tien inferior (circulación y mezcla).
  2. La segunda fórmula (nacimiento del embrión en el espacio de la fuerza) busca fusionar el ching y el chi en el espacio de la fuerza o tan-tien inferior, creandose como resultado de dicha fusión el embrión sagrado (fusión).
  3. La tercera fórmula (separación del cuerpo-espíritu para la existencia independiente) busca sacar el embrión sagrado o cuerpo de luz hacia arriba y afuera de la cabeza (transmutación y fijación).
  4. La cuarta fórmula (contemplación fijativa para la consolidación de la iluminación) busca abrir la puerta que conecta con el cuerpo de luz localizado ahora arriba y afuera de la cabeza del iniciado.
El quinto y último paso culminante en el proceso antes descrito (subir volando a pleno sol del día), implica la transmutación de la materia del cuerpo físico en luz o ascensión corporal Y convertirse en un ser llamado "inmortal" pero todavía no aún un "buda", es decir no aun un "dios".

No deja de hacerse notar a los estudiantes del ocultismo que este camino sólo puede ser practicado por aquellas personas que están completamente solos y no están en pareja. Porque estando en pareja el deber conyugal del amor debiera ser el eje fundamental del método para ascender y convertirse en un ser andrógino de 4 ojos, 4 alas y 8 extremidades llamado un "buda" es decir un "dios".

Dicho lo anterior lo unico que queda es apreciar que ese "embrión" ha sido representado como una aureola, halo o nimbo en distintas culturas.
 
l

No hay comentarios.: