martes, 18 de marzo de 2014

El secreto del nombre de Dios

Analizar este texto...

"La existencia de tres números representativos de las figuras madres que crean todas las demás ha conducido innegablemente a la idea de concebir la Causa Primera como una Trinidad Creadora.

En esta trinidad, dos figuras no poseen aspecto cóncavo —no toman apariencia estrellada—: son el triángulo y el cuadrado. Por el contrario, la tercera tiene dos aspectos: pentágono convexo y pentágono estrellado.

De ahí se construye un cuaternario compuesto alternativamente:
— Por un triángulo equilátero;
— Por un pentágono;
— Por un cuadrado;
— Por otro pentágono.

La Causa Primera —aunque ternaria en principio— puede tomar una apariencia cuaternaria. Todo consiste en saber dónde se sitúan el pentágono convexo y el pentágono estrellado. El misterio del nombre divino reside únicamente en este hecho; porque los hebreos han esquematizado este cuaternario por el conjunto de letras que se leen de ordinario Jehovah. 


Estas letras son: iod — hé — vau — he (atención: el hebreo se lee de derecha a izquierda)



Sus números son, respectivamente, de derecha a izquierda: 10 — 5 —6 — 5.

Comoquiera que ninguna de estas letras corresponde a los números figurativos 3, 4, 5, aquí el misterio resulta impenetrable.

Sin embargo, resulta cierto que la totalidad de la cábala se origina matemáticamente, y también metafísicamente, del conjunto de letras que componen el principal nombre divino (el de la propia Divinidad).
 

En esta trinidad numérica, las concepciones son muy precisas:
— El ternario representa lo sucesivo;
— El cuaternario representa lo simultáneo;
— El quinario representa lo rítmico.

Efectivamente, el tiempo se nota por la sucesión de un presente posterior a un pasado y anterior a un futuro.

Por otra parte, en toda circunferencia se comprueba que dos diámetros, cortándose en forma perpendicular, constituyen —si se unen sus extremidades— la figura regular o cuadrado, en el cual los indicados diámetros son como mucho diagonales. De esta forma, el espacio comprendido sobre el horizonte se encuentra fácilmente particularizado por cuatro puntos cardinales —llamados así por la palabra latina cardo, que significa que se construyen los otros polígonos para abrir la puerta misma de la comprensión intelectual—. El espacio, permaneciendo fijo, adquiere un aspecto simultáneo.

En fin, el pentágono representa lo rítmico, pudiéndose ver, no una razón, sino una aplicación, en el hecho de que los órganos sensoriales son en número de cinco y que las sensaciones percibidas poseen un carácter rítmico (puesto que en música no percibimos las notas, sino únicamente los intervalos entre las notas).

De estas primeras consideraciones se desprenden todas las demás por multiplicación de uno de estos tres primeros números; bien con uno de ellos, o con la duplicación de éste; también consigo mismo, y continuando de una forma idéntica, se obtiene toda una serie de números figurativos.

Existe, por lo tanto, toda una serie de figuraciones del tiempo, el espacio y los ritmos constituyentes de los fenómenos." - P.Piobb, Formulario de Alta Magia






La explicación del secrteo es que el nombre divino YHVH se corresponde con:

  • Y -El ternario
  • H -El Pentágono Convexo
  • V -El Cuaternario
  • H -El Pentágono Estrellado
Un pentágono convexo y otro estrellado
Y el Ternario o Triángulo es el símbolo de lo SUCESIVO (Tiempo), el Cuadrado o Cuaternario es el símbolo del ESPACIO SIMULTÁNEO DE CONCEPTOS y el Pentágono o Quinario es el símbolo de lo RÍTMICO DE LAS IMAGINACIONES Y SENSACIONES.

Luego el nombre divino es:

  • Y - son las decisiones SUCESIVAS en el TIEMPO (fijeza interna)
  • H - es la IMAGINACIÓN (fijeza externa)
  • V - es la CERTEZA(espacio conceptual) (movimiento interno)
  • H - es la ACCIÓN (sensación) (movimiento externo)


No hay comentarios.: